Honda preocupación entre el vecindario de Larrabasterra y Olabide por los accesos al hospital de Urduliz

Kategoria: Udala Noiz sortua: Osteguna, 13 Otsaila 2014

 

urduliz hospital

Alrededor de 70 vecinas y vecinos acudieron ayer a Kurtzio a la asamblea organizada por el Ayuntamiento de Sopela para informar sobre la situación de los futuros accesos al hospital de Urduliz. La inquietud era palpable. Preocupa el aumento del tráfico en una calle residencial como Olabide, con bidegorris y centros escolares cercanos, la amenaza de los atropellos, las propias dificultades para las ambulancias, la contaminación acústica, la pérdida de calidad de vida, en definitiva.

Alain Goldaraz, teniente de alcalde, presentó la asamblea e hizo una cronología sobre el proceso de edificación del hospital, proceso comenzado en el año 2008 por el Gobierno Vasco, pero del que paradójicamente no se informa de forma oficial al Ayuntamiento de Sopela hasta el 2013 y a iniciativa de este último, al recibir desde el Ayuntamiento de Urduliz la petición para asumir el costo de una parte de los accesos de un proyecto del que, como señalaron los responsables municipales, no tenían ninguna información anterior y que además generaba muchas dudas y preocupaciones.

Sobre  dichas  dudas y preocupaciones habló la alcaldesa Saioa Villanueva. Explicó que desde Bildu  siempre se ha estado de acuerdo con la idea de un hospital para la zona, pero  no con su ubicación, tanto por el entorno en el que se ha edificado como por las afecciones que se preveían para acceder a la instalación. También criticó el desarrollo del proceso, por la falta de información a los municipios afectados como Sopela, por la falta de previsión y también por el modelo de gestión que se propone para los futuros viales, cuya responsabilidad quiere dejarse en manos de los municipios a pesar de ser infraestructuras de tipo comarcal.

Posteriormente, explicó las tres opciones de acceso posibles (Olabide, Gatzarriñe y centro  del pueblo) y se proyectó un vídeo en el que se visualizaba el trayecto de Olabide que, en principio, es el que  priorizan tanto Osakidetza como el ayuntamiento de Urduliz. De su visionado extraía  la conclusión de que se trata de un trazado sinuoso, con muchas trabas arquitectónicas (hablamos de calles, badenes, bidegorris …). En definitiva un trazado muy poco apropiado para asumir la carga de 900 vehículos diarios, que se prevé se añadirán al actual flujo de tráfico.

Por último informó de la moción aprobada en el último pleno con los votos de Bildu y PSE, que instaba al resto de instituciones implicadas a una reunión de urgencia para analizar las posibles soluciones y  que enmarcaba dichas soluciones en un marco de respeto al entorno y al patrimonio natural y cultural de las zonas afectadas. Cabe recordar que el PNV votó en contra de dicha moción.

En el turno de intervenciones de las vecinas y vecinos hubo severas críticas a cómo se ha gestionado este proceso desde el Gobierno Vasco y Osakidetza. Se preguntó si afectará al proyecto de bidegorri a la ikastola y se expresó la preocupación por  los menores que vayan a utilizarlo en esa situación de aumento de tráfico. La respuesta de la alcaldesa es que ya está habilitada la partida para su construcción pero que, evidentemente, la propuesta de vial al hospital genera un gran problema de seguridad que también les preocupa. Esta preocupación se extendía a toda la calle Olabide, por ser una zona residencial, donde mucha gente vive en pisos bajos.

Algunos vecinos también se animaron a dar propuestas alternativas como la construcción de una variante desde la rotonda de la pasarela o la habilitación de un vial paralelo a Olabide.

Al agradecimiento general por la convocatoria de la asamblea, se unió la petición al Equipo de Gobierno para que hagan lo posible por evitar que se consume dicho trazado. La alcaldesa se comprometió a trasladar la opinión del vecindario y a mantenerlo informado en todo momento.

Bisitak: 1420
0
0
0
s2sdefault