El Gran Cuento del Hospital de Urdúliz

Kategoria: Salaketak Noiz sortua: Astelehena, 23 Maiatza 2016

sopela urduliz ospitaleaEse era el día en que los gobernantes de los apacibles pueblos de Sopela y Urdúliz habían llamado a todos los vecinos para anunciarles la buena nueva. Desde su atalaya y con su mejor sonrisa anunciaron: “Abriremos un Hospital nuevo; el más moderno; el más completo; el más bonito. Aquí, junto a vuestras casas. Si enfermáis podéis ir en zapatillas a que os curen. Y tras esta gran noticia, sonreid, aplaudidnos y decidnos lo contentos que estáis de nuestra decisión”.

Pero tras recibir tal noticia breve e impactante, la gente se mantuvo en silencio, pensando en cómo esta decisión cambiaría sus vidas, hasta que una vecina preguntó: “¿Y a cuántas personas atenderá el hospital?”  “A casi 200.000 y tendremos 74.000 urgencias y 12.000 ingresos; una gran inversión con la que debéis sentiros muy felices”, respondieron sin perder su sonrisa.

Otro vecino habló: “¡Esa es mucha gente! ¿Cómo van a venir? ¿Por dónde van a pasar los coches de esas 200.000 personas?¿Dónde aparcarán?¿Y las ambulancias con sus prisas y sus ninoninoninoooo? Nuestro transporte público es insuficiente; nuestras calles, residenciales, están plagadas de niños pequeños; por eso os pedimos badenes de seguridad y nos los pusisteis. Ya en 2015 atropellaron a 3 niños en nuestras carreteras… ¿Qué soluciones habéis pensado?”

Sin perder su sonrisa, cada vez más artificial, quienes decidían en qué emplear el dinero público zanjaron el asunto: “¡Dios proveerá porque no hay dinero para todo!; nos lo hemos gastado en construir este hospital tan maravilloso. Vosotros estad contentos con la noticia y ya os iréis acostumbrando a los cambios. No notaréis tanto las molestias, el hospital se abrirá poco a poco…” Y tras decir esta última frase, los gobernantes dieron la espalda a su público y siguieron hablando en corrillo, cada uno a lo suyo, dándose palmaditas en la espalda, sin volver a mirar las caras de preocupación ni escuchar el resto de preguntas que seguían saliendo de la gente…

Y, colorín colorado, este cuento… ¡está EMPEZANDO! Y… TÚ, ¿cómo quieres que termine esta historia real?


Cuento publicado por la Plataforma Ciudadana Hospital Uribe-Uribe ospitalea

Bisitak: 647
0
0
0
s2sdefault