Se adjudican las instalaciones deportivas de Sopela con el apoyo de la concejala de Elkarrekin-Podemos Patricia Alfonso

La empresa «BPXport» gestionara las instalaciones deportivas de Sopela

En el pleno celebrado el 30 de julio, el ayuntamiento adjudico la gestión de las instalaciones deportivas municipales para los próximos 15 años con opción a una prórroga de otros cinco a la empresa guipuzcoana «BPXport» y en consecuencia sustituirá a la actual «Serviocio-BeOne».

La propuesta contó con el apoyo del equipo de gobierno, (PNV y PSE), y la concejala de Elkarrekin-Podemos Patricia Alfonso, 9 votos frente al rechazo de EHBildu, DB-TU y el concejal de Elkarrekin-Podemos-IU, Eder García, 8 votos. Este voto de la concejala tránsfuga Patricia Alfonso cierra, en teoría, un muy convulso proceso.

Muy distintas valoraciones sobre la licitación.

Según declaraciones de Josu Landaluze, alcalde de Sopela, la adjudicataria se compromete a realizar una inversión de, aproximadamente, tres millones de euros durante los próximos 15 años para modernizar las instalaciones deportivas, y ya a partir de 2023 Sopela dispondrá de unas instalaciones «punteras» con nuevas instalaciones por las que el Ayuntamiento no tendrá que realizar ningún desembolso en forma de cánon “la inversión municipal será a coste cero”.

Por su parte, la alternativa a la alcaldía de Sopela, EHBildu, recuerda que el municipio se ha hipotecado a 20 años y que se fijan las inversiones a realizar en instalaciones deportivas sin consenso con la oposición y con su financiación a costa de los usuarios: “la inversión municipal tal vez sea a coste cero” pero para los y las sopelostarras no: tomando como referencia la cuota actual, a partir del próximo año y durante los 6 siguientes se producirá  una subida acumulada del 73% en la tarifa de los asociados.

Voto decisivo de la concejala tránsfuga

El apoyo de Patricia Alfonso a esta adjudicación se suma a los graves hechos ocurridos últimamente en el consistorio sopeloztarra con esta persona: en mayo el equipo de Gobierno (PNV y PSE) presento la licitación a 15 años más 5 de las instalaciones deportivas, y parecía que la propuesta no saldría adelante ya que toda la oposición (EHBildu, Elkarrekin Podemos y DB-TU ) iba a votar en contra. “Casualmente” en el momento de la votación Patricia Alfonso tuvo “problemas técnicos y perdió la conexión telemática”. El equipo de Gobierno aprobó en ese momento el punto con el voto de calidad del alcalde.

La situación empezó a ser sospechosa cuando todos los y las concejalas de la oposición impugnaron dicho pleno “por vulneración del derecho de participación política y de emisión del voto” y Patricia que fue quien vio vulnerado su derecho, se negó a firmar dicha impugnación.

Las alarmas de transfuguismo se encienden en junio, Patricia pide su liberación parcial al 60% con una retribución de 28.000 y el PNV y PSE votan SI en la comisión municipal, aunque posteriormente, en el pleno, Patricia, alegando “malos entendidos y presión mediática” pide retirar el punto del orden del día. Cuesta aceptar un mal entendido con pedir la liberación y apoyar al equipo de Gobierno sin contar con el visto bueno de su formación política, Elkarrekin-Podemos. (W.)

246 Ikustaldiak
Compartir: