Sopela: nuevo capítulo del “culebrón” de la liberación de la concejala

La situación de la posible edil tránsfuga de Elkarrekin-Podemos, Patricia Alonso sigue dando sorpresas.

Su liberación estaba dentro del orden del día del pleno de ayer, 30 de junio; pero en el mismo pleno Patricia pidió “sacar el punto del orden del día por las presiones y críticas que había recibido” y los partidos aceptaron retirar esa “discutida” liberación del orden del día.

PNV y del PSE en Comisión apoyaron la liberación de la posible tránsfuga

Aunque en el último momento se ha retirado el punto del orden del día, los partidos PNV y PSE en la Comisión de Administración municipal y personal previa al pleno celebrada el 23 de junio, apoyaron y votaron SI a liberación al 60% de Patricia Alonso, con un sueldo de 28.000 euros y por eso iba el tema a Pleno.

Tránsfuga de Elkarrekin-Podemos

En Sopela, Elkarrekin-Podemos tiene ¿o tenía? 2 concejales; la posible tránsfuga Patricia Alonso y Eder García. Eder se desvinculó de las acciones de su compañera y las consideró ”injustificadas y sin fundamento alguno”. Elkarrekin-Podemos valoró como “decisión personal tomada por la concejala a espaldas de la coalición a la que representa”, y mostró su más “rotundo rechazo a esta actuación”, incluso señalando que en caso de que se aprobase en el pleno, “se pedirían medidas siguiendo lo establecido en el Pacto Antitransfuguismo”.

Presión mediática para no incluir el tema

El principal grupo de la oposición municipal sopelostarra, EHBildu ha pedido la dimisión de Patricia y considera que el PNV ha sacado el punto fuera del orden del día por la presión mediática de estas semanas y que no puede ocultar su corresponsabilidad sobre lo ocurrido “qué intereses económicos y partidistas hay detrás para alterar la representatividad democrática del Ayuntamiento” se preguntaba en el pleno el concejal de EHBildu Unai del Burgo.

Posibles repercusiones en la estabilidad municipal

EHBildu ha manifestado en pleno que su confianza con el el PNV está totalmente dañada por el uso de estas prácticas políticas indignas y que ponen en serias dudas los acuerdos presupuestarios del 2020 y del 2021 ya que a partir de ahora el pleno ya no se compone de equipo de Gobierno (PNV-PSE) y oposición (EHBildu-Elkarrekin-Podemos  y DB-TU); ahora es equipo de Gobierno (PNV-PSE-concejala tránsfuga) y oposición.

Capítulos anteriores del culebrón 

La propuesta de liberación parcial al 60% con una retribución de 28.000 de la concejala Patricia Alonso acontece tras una serie de hechos que como mínimo cabe citarlos, de muy sospechosos. Capítulo uno: En el pleno de mayo el equipo de Gobierno (PNV y PSE, 8 concejales-as) presento la licitación a 15 años más 5 de las instalaciones deportivas, y parecía que la propuesta no saldría adelante ya que la oposición en bloque (EHBildu, Elkarrekin Podemos y DB-TU, 9 ) iba a votar en contra. Casualmente en el momento de la votación la concejala de Elkarrekin-Podemos, Patricia Alonso tuvo “problemas técnicos y perdió la conexión telemática”. El equipo de Gobierno aprovechó ese momento para aprobar el punto con el voto de calidad del alcalde. Capítulo 2: La situación se convirtió en rocambolesca cuando todos los y las concejalas de la oposición impugnaron dicho pleno “por vulneración del derecho de participación política y de emisión del voto” y la concejala Patricia Alonso, la implicada que vio vulnerado su derecho, se negó a firmar dicha impugnación. Capítulo 3: Las sospechas de transfuguismo parecen confirmarse cuando Patricia pide su liberación remunerada y el PNV y PSE votan SI en comision. Capítulo 4: el artículo que acaban de leer… ¿continuará? ¿Quien sabe? (W.)

453 Ikustaldiak
Compartir: