Sopela, nueva movilización de Zipiriñe.

La comunidad educativa de Zipiriñe, escuela pública de Sopela, realizo ayer viernes 21 de mayo, una nueva movilización bajo el lema “Eskola berria orain ‘Un nuevo colegio ya’”.

Zipiriñe lleva años denunciando la falta de espacio causada por la masificación; masificación que ha obligado a suprimir zonas pedagógicas comunes y reconvertirlas en aulas “normales”, instalación de barracones, grupos muy numerosos en las horas de recreo, recorte de tiempo en el comedor etc.

Este viernes se quería celebrar una sentada en la calle a las 16:30 y merendar todos juntos, pero la lluvia ha hecho variar los planes y la sentada se ha “reconvertido” en una concentración de media hora.

Con anterioridad a la pandemia se realizaron numerosas movilizaciones y la comunidad educativa de Zipiriñe ha creído conveniente retomarlas ahora ya que el próximo 1 de junio hay una reunión importante con el Gobierno Vasco y este, a día de hoy sigue sin cumplir su compromiso de integrar a Zipiriñe en el Plan de Infraestructuras. (en principio la reunión estaba prevista para el 26 de mayo)

Pregunta en el Parlamento Vasco

Ya en julio del 2019, la parlamentaria Rebeka Ubera (EHBildu) registró una serie de preguntas sobre la situación de los centros públicos de Sopela (Zipiriñe e Iberre) a la entonces Consejera de educación Cristina Uriarte. La respuesta dada por Educación respecto a Zipiriñe, llegó el 16 de septiembre y fue simplemente que “El Departamento está estudiando la evolución demográfica de Sopela”. Además de esta respuesta, es necesario tener en cuenta que Zipiriñe no aparece en el Plan de Inversiones Educativas para el periodo 2019-2023.

Objetivo: un nuevo centro en Loroño.

El ayuntamiento de Sopela, tras el acuerdo presupuestario PNV, PSE y EHBildu, llevó a cabo un proceso participativo entre la comunidad educativa de Zipiriñe del 18 al 22 de enero coordinado por la empresa Ibatuz. Tras varios debates, la opción final se centró en dos alternativas: la realizada por EHBildu de un nuevo edificio de Educación Infantil / primaria complementando al actual Zipiriñe en los terrenos del parking disuasorio de Loroño y, la propuesta realizada por el PNV de ampliación del edificio de Zipiriñe complementada con un aumento de la zona de patio en la calle Goiene.

En la decisión final participaron 390 miembros de la comunidad educativa y el 78% de los y las participantes se posicionaron por la construcción de un nuevo edificio en la zona de Loroño. El Gobierno Vasco no puede lavarse las manos  y no tener en cuenta el resultado de este proceso participativo. (W.)

257 Ikustaldiak
Compartir: