Presentado el Plan Parcial del Sector de Abaro: 500 viviendas, 400 de ellas VPPs.

Recientemente se ha realizado la aprobación inicial del Plan Parcial del Sector de Abaro; un proyecto que influirá de forma significativa en el presente y futuro de Sopela, pero con un origen en las normas urbanísticas de 1999.

En este proyecto están previstas 500 nuevas viviendas, 400 de ellas de protección oficial. Para profundizar y valorar con más detalle este plan nos hemos reunido con Unai del Burgo, portavoz del grupo municipal de EHBildu y con  Guillermo García de la Fuente, que fue concejal  y responsable de urbanismo en la legislatura en la EHBildu ostentó la alcaldía de Sopela. La conversación ha sido larga y fructifera.

 500 viviendas más en Sopela… ¿hacen falta?

 Unai. 500 Viviendas de venta libre no; pero de esas 500, unas 400 serán Viviendas de Protección Oficial y estas sí que son necesarias ya que vienen a cubrir la falta de VPP en el municipio. Son viviendas destinadas preferentemente para los y las vecinas de Sopela, especialmente jóvenes. En estos últimos años… ¿cuantos jovenes se han visto obligados a irse a otras localidades por la dificultad de acceder a un piso en Sopela? La construcción de ese número de VPP también puede influir en los precios de venta y alquiler de la vivienda libre del pueblo conteniéndolos e incluso haciéndolos bajar. Además, está prevista la generación de espacios libres y de esparcimiento en el entorno del rio Gobelas que atraviesa el área, así como, y esto hay que remarcarlo, en esta zona está prevista la ampliación del Instituto de Iberre para impartir el bachillerato en la red pública

Hay controversia con las alturas de los edificios… se ha publicado que se superara la altura habitual en Sopela…

Guillermo. No se nos escapa que un punto de polémica  va ser el de alturas propuestas. Actualmente las Normas Subsidiarias  indican que en el polígono de Abaro las alturas máximas permitidas son de 4, pero en el proyecto se contempla bajo más tres, cuatro  y muy puntualmente de 5 en la parte más baja del sector. Hay un problema de origen: las NNSS de Sopela tienen  más de 20 años y fue un sinsentido  planificar construir más de 500 viviendas en esa  superficie edificable concreta y limitada.

Hoy en día la disyuntiva es clara: o se admite un piso más, o cumplir la norma implica tener que construir más edificios en vez de los ocho propuestos en el proyecto presentado, con la consiguiente reducción de espacios libres, viales, aparcamientos, paseos… y destrozando las zonas verdes anexas del Gobela. Este es un ejemplo de cómo las NNSS “trataron” esta área en comparación con otras cercanas a la playa. Respecto a las alturas, al estar este polígono en una hondonada con bastante desnivel, las cotas máximas que se alcancen para las alturas previstas serán como las de las construcciones cercanas.

Habeís citado la ampliación del instituto: una vieja reivindicación de la comunidad educativa del pueblo …

Guillermo. En el año 2013, con EHBildu en la alcaldía, firmamos sendos acuerdos con los propietarios de los terrenos y con el Gobierno Vasco; acuerdos que desbloquearon la situación y posibilitaban empezar a desarrollar el sector. Estos acuerdos, entre otros asuntos, recogían la cesión anticipada de los terrenos para la ampliación de Iberre. Esta ampliación ya podría estar realizada, pero  en la anterior legislatura el PNV no lo permitió al no querer tratar con los propietarios el proyecto que estos habían presentado y posteriormente al no aceptar la propuesta presentada por el grupo municipal de EHBildu de aplicar el instrumento urbanístico recogido en la Ley del Suelo de la Ocupación Anticipada.

Instituto, 500 viviendas, 400 VPP… ¿Cómo valora EHBildu este proyecto?

Unai. En general, desde EHBildu valoramos positivamente la aprobación inicial de este nuevo Plan Parcial presentado, y denunciamos que llega tarde, en concreto más de 20 años. Por encima de esta valoración general, por lo que hemos comentado se puede deducir que es un proyecto con muchos argumentos a su favor (VPO, zonas verdes, instituto…) pero que también tiene sus debilidades. Algunos aspectos del proyecto nos parecen mejorables y desde EHBidu hemos presentado alegaciones proponiendo modificaciones.  Los viales de acceso rodado al sector nos parecen insuficientes y entendemos la necesidad mejorarlos en la zona de Iberre y crear otro nuevo por la calle Gobelondo y así descongestionar el acceso principal previsto desde la calle Enrike Urrutikoetxea;  hay que prever la unión peatonal con el resto del pueblo, comercios, centro de salud, polideportivo…  superando las vías del tren mediante rampas o pasos elevados con ascensor; nos parecen insuficientes los viales peatonales públicos existentes al ser de uso privado los espacios  situados entre los edificios,  lo que a su vez es susceptible de crear aéreas peligrosas desde la perspectiva de género.  Estas serían las principales alegaciones a presentar, además de otras referidas a la ubicación de los comercios, a la pantalla acústica situada junto a la línea del metro que debería ser un área ajardinada arbolada, etc.

Estas viviendas se sitúan en Larrabasterra, un barrio con mucha personalidad y muchas carencias…

Unai-  El desarrollo de este sector tiene que servir y repercutir en el conjunto de Larrabasterra, hay que entenderlo como una actuación global del y para el barrio. Tiene que servir para paliar los problemas existentes y mejorar la vida de los y las vecinas: la creación de un local municipal; la generación del espacio verde de Iberrota que conecte con el humedal de Urko y la zona deportiva; la ordenación y urbanización de Iberre; aparcamientos; y ¡como no! volver a insistir con Diputación para la solución del tráfico que atraviesa el barrio con la creación de una variante… En definitiva se trata de que los aprovechamientos urbanístucos que corresponden al ayuntamiento repercutan y se inviertan principalmente en Larrabasterra

Habéis  comentado que hay un problema de origen: las NNSS de Sopela que tienen más de 20 años… ¿no se puede hacer nada?

Guillermo En efecto, las Normas Subsidiaras son de 1999 y hay que indicar que  no contaron con el apoyo de los grupos que actualmente constituimos EHBildu. De hecho, en los cuatro años que EHBildu estuvo en la alcaldía dimos inicio al proceso de redacción de un nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que fue recurrido y que desde entonces, año 2015, el PNV no ha lo ha movido. Abaro y las VPP tenían que haberse construido antes, pero en estos 20 años el PNV ha priorizado e impulsado el desarrollo de los sectores de baja densidad, chalets, adosados, etc., modelos medio-ambientales menos sostenibles y más alejados del centro del pueblo con las consecuencias que esto tiene como por ejemplo para la movilidad y para el comercio local al que perjudica.

Unai. Esta decisión del PNV de desarrollar los sectores más cercanos a la playa: Asu, Loiola, Bareño… responde a intereses especulativos. Es significativo que los dos únicos sectores recogidos en las NNSS y que no se han desarrollado, Abaro y Ripa, son los más cercanos al centro del pueblo, que con su desarrollo hubiera generado un continuo urbano facilitando la movilidad, y son también “casualmente” las áreas donde tiene que construirse vivienda colectiva y también “casualmente” donde tienen que construirse la mayoría de VPP previstas para el conjunto de Sopela, unas 900 de las que se han construido solo unas 150. No somos ingenuos y el “repentino” interés del PNV ahora por Abaro, y posiblemente pronto por el sector de Ripa, responde a los mismos intereses especulativos una vez agotados los sectores antes mencionados cercanos a la playa y alejados del centro

552 Ikustaldiak
Compartir: