Hipermerkatua asanblada

“Si hace unos años se consiguió parar la OTA, ¿por qué no vamos a parar el hipermercado de Bareño?”

Miriam y Andoni son dos jóvenes de Sopela, miembros de UKAN, un colectivo formado por jóvenes en Uribe Kosta que tiene como objetivo luchar contra la precariedad. UKAN y otros grupos y vecinos de Sopela han creado recientemente una plataforma ciudadana para frenar el proyecto de centro comercial que se quiere construir en la zona de Bareño de Sopela.

– Se acaba de crear una plataforma ciudadana en Sopela, en torno a un centro comercial que se quiere construir en la zona de Bareño. ¿Quiénes lo componen?, ¿Cuál es su objetivo?

La plataforma “Hipermerkatuari EZ” de Sopela está compuesta tanto por vecinos y vecinas de Sopela, y por diferentes grupos del pueblo y de Uribe Kosta. Entre estos agentes se encuentran la asociación de comerciantes de Sopela, UKan y Gune (asamblea en defensa de las zonas de Uribe Kosta, que trabaja por otro modelo de urbanismo en la comarca). El objetivo inmediato de esta plataforma es parar el proyecto del centro comercial, con el objetivo de recalificar este espacio a más largo plazo. Además, tenemos claro que Sopela necesita una reflexión profunda en relación con el urbanismo local: este proyecto de centro comercial no es el único problema relacionado con el modelo de urbanismo de Sopela.


– ¿Qué se quiere construir concretamente en Bareño?
Según el estudio de detalle (una especie de ante-proyecto), en Bareño se ha puesto en marcha el proyecto de construcción de un espacio comercial de 3.050 m ² edificables, 7 m de altura, 94 plazas de aparcamiento subterráneo y 1.500 m ² de superficie comercial. Su ubicación será junto a la pasarela que une Sopela con la playa (en dirección a la playa, terreno situado a la izquierda de la pasarela, en la carretera B-637, en dirección a Barrika). Podéis encontrar información más detallada en las redes sociales sobre sus posibles consecuencias y conocer así mejor este proyecto. También hemos distribuído folletos por el pueblo.

– ¿Quién está detrás de este proyecto?
Este terreno pertenece a la constructora Viuda de Sainz y en época de confinamiento (cuando el pueblo no tenía posibilidad de organizarse) la propuesta fue aprobada en pleno municipal gracias al sí del PNV y PSE y la abstención de DB-TU.


– ¿Qué impacto creen que tendría ese proyecto en Sopela?
Tenemos que analizar el impacto de este proyecto en 4 ejes principales: la destrucción del pequeño comercio, la fragmentación del pueblo, la creación de trabajo precarizado y un modelo de consumo insostenible.

Por un lado, está claro que la primera consecuencia que trae una infraestructura de este tipo es la destrucción de los comercios del pueblo. Así, si los comercios no cierran sus puertas, tendrán que trabajar en peores condiciones que las actuales. Esta tendencia ha sido, desgraciadamente, clara en nuestra comarca, como así ha ocurrido en el caso de los centros comerciales de Artea o Berango, en el caso del hipermercado de Gorliz, o en el caso de este centro comercial de la Avanzada.

Por otro lado, el hipermercado provocaría que Sopela se dividiera, más aún, en dos zonas. La construcción de un hipermercado junto a una carretera repleta de coches tendría un enorme impacto en la intensificación de este tráfico, por lo que la división del pueblo sería clara: el centro de Sopela y esa nueva zona aún en construcción, cercana a las playas (Bareño y Asu). Ésto, además de provocar un incremento del tráfico, provocaría la creación de una “segunda” Sopela.

Además, como suele ocurrir en el caso de los hipermercados, provocaría la creación de empleo precarizado. Porque esa es la forma de trabajar que tienen las grandes empresas de distribución: sueldos bajos, contratos temporales, horarios imposibles, etc.

Por último, la cuarta gran conclusión que identificamos es el impulso de un modelo de consumo insostenible: plásticos superfluos, alimentos procedentes de muy lejos, emisiones relacionadas con el transporte, marketing y consumismo…

– ¿Existe la posibilidad de parar el proyecto?

¡Por supuesto! De lo contrario nuestra plataforma no tendría sentido. Existe la posibilidad, pero eso sólo depende de los y las vecinas de Sopela. Es decir, poco se puede hacer legal y institucionalmente. Pero si los ciudadanos nos sumamos, si nos sumamos el mayor número de personas posible, metiendo presión, se puede parar el proyecto.

La clave es crear un grupo plural y abierto. Y si lo conseguimos, paralizaremos el proyecto. Un claro ejemplo de los triunfos de este tipo de movimientos populares lo tenemos en Sopela, el movimiento vecinal que surgió contra la OTA. Si hace unos años se consiguió parar la OTA, ¿por qué no vamos a parar el hipermercado?

– Organizasteis una asamblea hace unas semanas. ¿Valoración?

Muy positivo. Nos reunimos unas 30 personas y hemos conseguido crear un grupo de más de 50 personas. Lo mejor, seguramente, es que hemos conseguido un equipo muy diverso. Es decir, nos unimos jóvenes, mayores, comerciantes, miembros de agentes sociales, gente de diferentes ámbitos ideológicos, etc. con un objetivo común: frenar el proyecto de hipermercado.

Además, las personas que participaron en la asamblea estuvieron muy entusiasmadas, y eso es lo que nos motiva.

Quizá lo que se echó en falta en esa asamblea fue una participación más alta de los comerciantes. En ese sentido tenemos claro que ellos tendrán que ser los líderes de este movimiento, ya que son los principales perjudicados. Sin embargo, somos optimistas y sabemos que si seguimos informando, se reunirán al grupo.

– Y a partir de ahora, ¿qué?

Pues a partir de ahora, a corto plazo, nos toca informar y sensibilizar a la ciudadanía. La gente, en general, anda muy confundida sobre este tema, y sin aclarar sus ideas es imposible conseguir un grupo amplio.

Posteriormente, a largo plazo, tendremos que empezar a plantear movilizaciones y otras acciones, pero para ello, como hemos mencionado, primero los y las sopeloztarras deben conocer los pormenores del proyecto.

Para hacerle frente a este nuevo hipermercado, este viernes, día 24, a las 20:00 de la tarde habrá una asamblea en la plaza Jauregizar. La reunión será abierta, donde cualquier ciudadano podrá participar. ¡Anímate!

825 Ikustaldiak
Compartir: