Sopela: menos aseos sanitarios en las playas

Así es. En los veranos anteriores, en las playas de Sopela había 4 zonas de servicios y aseos sanitarios públicos; pero este año solamente habrá dos.

En la “nueva normalidad” tras el confinamiento, las instituciones repiten una y otra vez la importancia de la higiene. En este contexto, el ayuntamiento de Sopela en vez de aumentar, o por lo menos mantener los servicios de aseos sanitarios en las playas en la temporada de verano, los ha reducido.

El 20 de junio se pusieron en marcha solamente 2 áreas frente a las 4 instalaciones disponibles que han venido funcionando regularmente en los años anteriores y se ha disminuido en una hora la apertura al público (de 11h a 20h; en años anteriores era de 10h a 20h)

Decisión unilateral de alcaldía.

Esta decisión ha sido tomada unilateralmente por la alcaldía de Sopela (PNV), sin llevarla a pleno y por tanto sin debate entre los grupos municipales. La denuncia “saltó” en la sesión de ruegos y preguntas del pleno donde EHBildu preguntó por esta reducción. Como se puede apreciar el procedimiento es similar al utilizado para la supresión de SopelBUS: decisión de alcaldía sin pasar por pleno. (Ver artículo SopelBus).

Recortes; privatizaciones y mala gestión.

El recorte económico ha sido claro: en el presupuesto de 2019 la aplicación presupuestaria para “el personal temporal de limpieza de baños de las playas” tenía asignada un crédito de 103.000 €. Este año solamente se han asignado, y por decreto de alcaldía 47.000 €; un descenso del 54%.

Además, el servicio se ha externalizado: eufemismo para decir que el servicio se ha privatizado y que ahora lo gestiona una empresa privada, cuando hasta el año pasado se contrataban trabajadores-as por medio de planes de empleo local o planes laborales específicos para responder a proyectos concretos.

Aunque sea difícil de creer, este servicio no fue tenido en cuenta al realizar el presupuesto del año 2020 y ya en el debate presupuestario de enero EHBildu alertó sobre la necesidad de cuantificar ese gasto y reflejarlo en el presupuesto. Esta falta de presupuesto ha facilitado que la decisión se tome ahora por decreto de alcaldía. ¿Mala gestión o estaba previsto el recorte? Sea lo que sea, son las personas mayores y los de menor edad los más perjudicados con esta situación. (W.)

446 Ikustaldiak
Compartir: