Los jardineros de Sopela se movilizan.

Los jardineros municipales de Sopela han realizado 3 días de huelga esta semana y realizarán otros 3 la próxima con el objetivo de negociar directamente con el Ayuntamiento su convenio laboral. Los trabajadores denuncian que «en los últimos años, las administraciones públicas tienden a privatizar todos los servicios sin valorar el impacto que esta privatización tiene en las condiciones laborales de los y las trabajadoras: precarización y empeoramiento de las condiciones laborales».

Las administraciones dejan cada vez más servicios en manos de empresas privadas, y sobre todo, se valora la oferta económica de estas empresas, obviando las condiciones de sus trabajadores-as.

Situación de los jardineros de Sopela

El servicio de jardinería de Sopela está gestionado por la empresa SAMYL (Servicios Auxiliares de Mantenimiento y Limpieza S.L), que aplica a los trabajadores del municipio el Convenio Laboral de ámbito estatal, por el que los trabajadores de Sopela cobran mucho menos que los de otras localidades cercanas.

En consecuencia, los jardineros de Sopela piden un incremento de, al menos, un 15% para equipararse a los jardineros de Erandio, y aseguran que la diferencia aún es mayor con otros pueblos cercanos. Además, reivindican 35 horas semanales de trabajo en lugar de las 37,5 actuales.

Según los pliegos realizados por el Ayuntamiento, se necesitan 8 personas para garantizar el servicio de jardinería, pero los trabajadores denuncian que en muchas ocasiones no se respeta esa cantidad porque sus bajas y vacaciones no se sustituyen. Además, en los citados pliegos, se recoge que a medida que se vayan ampliando los servicios de jardinería a los nuevos terrenos urbanizados, la empresa cobrará más dinero; dinero no llega a los bolsillos de los trabajadores y ni a la mejora de sus condiciones laborales.

Samyl tiene domicilio en Valladolid y no tiene delegación en la CAV. Es una empresa fundada en 1990, está ubicada en el «top 10» del sector con una facturación de 40 millones, 3.000 trabajadores y un crecimiento interanual del 20%. Los datos se recogen de la página web de SAMYL.

El conflicto de los jardineros de Sopelana: una vieja historia.

Aunque el conflicto se ha reactivado ahora, la situación viene de lejos. Durante años el servicio de jardinería de Sopela fue prestado por una pequeña empresa de la localidad, Laubide, compuesta por cuatro cooperativistas y cinco trabajadores. En la pasada legislatura este servicio quedó en manos de una multinacional: Valoriza, del grupo Sacir y sólo asumió 5 trabajadores, quedando fuera los cuatro cooperativistas. Este acuerdo se adoptó en el Pleno de mayo de 2016 con los votos a favor de PNV y PSE, la abstención de DB-TU y el voto en contra de EHBildu y Orain Sopela.

En estos años también se ha reducido el dinero destinado a este servicio; de hecho en el 2014, con la empresa Laubide y estando en la alcaldía EHBIldu, el contrato era de 422.219 euros. El PNV, cuando lo dejó en manos de la multinacional, en el 2017, presupuesto solamente 270.000 euros y actualmente, 6 años más tarde, y con más parcelas a cuidar, el contrato es de 314.479 euros. (W.)

764 Ikustaldiak
Compartir: