eko denda

“Tenemos más trabajo que nunca y las baldas se vacían mucho antes”

A causa del confinamiento, Sopela está en casa. La cuarentena ya ha llegado a las cuatro semanas y esto es una serie de entrevistas para compartir las vivencias de l@s ciudadan@s. Igor Anduix Alonso es el dueño de la eko-denda de Sopela. Con él ha hablado SOPELA.NET y ha contado la situación que tiene en la tienda.

¿Qué tal estáis?

Estamos muy bien. Estamos trabajando como nunca. Normalmente, en la eko-denda de Uribe Kosta trabajo yo solo. Ahora, en esta situación excepcional, mi mujer me ayuda también alguna vez. Pero ella aparte de esto también tiene su trabajo. Tenemos muchísimo trabajo, pero estamos bien.

¿Qué tipo de tienda es?

Llevamos ocho años vendiendo productos ecológicos. Y como son frescos, todos los días me traen el género.  Suele ser difícil alternar lo de llenar las baldas y atender la tienda. Porque siempre hay alguien en la tienda. Tenemos más trabajo que nunca y las baldas se vacían mucho antes.

¿Habéis cogido alguna medida excepcional?

La gente las toma por defecto. Usando el sentido común. No entran a la tienda más de dos personas y piden permiso para el siguiente turno. Se ponen en fila y esperan. Las medidas básicas son la distancia, los guantes y el gel. Estos últimos los disponemos en la puerta y ya no hace falta ni recordarlo. La gente lo hace automáticamente.

¿La gente ha reaccionado bien?

Si. En estas situaciones la reacción suele estar ligada a la forma de ser de cada uno. Todo el mundo es diferente, pero, no ha supuesto ningún momento de tensión. En general, lo llevamos bastante bien, creo yo.

¿Habéis tenido algún momento duro?

Ninguno en especial. La cuestión es que en estos momentos todos debemos ayudar a las personas más vulnerables. Por ello, los mediodías suelo cerrar la tienda y a los clientes mayores yo mismo les llevo la compra. Estamos para eso, para ayudar.

¿Estáis motivados para la vuelta?

Si. Tenemos ganas de volver a la normalidad y aprovechar el verano. Aun así, ahora estamos trabajando muy bien, como nunca y estamos salvando el año. Estamos muy cansados, pero bien.

1.338 Ikustaldiak
Compartir: