´´Esta situación nos afecta bastante sobre todo a las que vivimos solas´´

A causa del confinamiento, Sopela está en casa. La cuarentena ya ha llegado a las cuatro semanas y esto es una serie de entrevistas para compartir las vivencias de l@s ciudadan@s. Pilar Ornes es una pensionista de Sopela. Con ella ha hablado SOPELA.NET y ha contado los altibajos que ha tenido.

¿Qué tal estas?

De salud estoy bien.

¿Tienes algún tipo de ayuda o cuidado de alguien?

Si. Mis hijas me traen algunas compras, el resto las hago yo. Me suelen traer cosas del supermercado, de la carnicería y la pescadería. Del resto me encargo yo. Lo hacen ellas para que no salga de casa, en la vida normal no necesito ayuda. Gracias a Dios tengo autonomía total.

Pero cuando salgo, sí que suelo tomar alguna precaución. Me pongo guantes y mascarilla y estoy a dos metros de distancia de la gente, y si puedo más.

¿Como llevas el no tener contacto con los tuyos?

Pues mal, muy mal. Sobretodo, es duro cuando alguien viene a casa a traerme algo y no poder darle un achuchón. Es que no lo aguanto. Vamos, que me pondría a llorar, pero pienso que es temporal y ya está. Mientras estemos todos bien, aurrera.

¿Cómo es tu día a día? ¿Qué haces para entretenerte?

Pues es parecido al de antes, pero sin salir de casa. Eso sí, estoy todo el día pegada al teléfono. Pobre de mí sin él. Y es verdad que no salir de casa es un poco agobiante. Porque soy bastante activa y esta situación me desborda. Gracias al móvil vamos tirando.

Para entretenerme, me gusta mucho leer, hago crucigramas, ando en bicicleta y hago gimnasia. Y a las ocho salgo a aplaudir. Si hace bueno también suelo tomar el sol y whatsappeo con todas mis amigas y con mi familia, claro.

¿Has tenido algún momento duro?

Momentos duros no he tenido, pero a veces tengo un poco de bajón. A ver, esta situación nos afecta bastante sobre todo a las que vivimos solas. Necesitamos el contacto con los nuestros. Pero todo llegará y nos achucharemos a tope.

¿Alguno bueno?

¿Qué si algo bueno? Nada. Y eso que por naturaleza soy optimista. Aunque a las noches solemos hacer video llamadas y es muy divertido.

¿Estas con ganas para la vuelta?

Si, como no. Pero esta incertidumbre es demoledora.

Tengo ganas de ir, aunque sea un ratito a la playa y estar allí viendo las olas. Ganas de estar con mi familia, eso es lo que me gustaría hacer todos los días. Pasear por la calle sin miedo, disfrutar de mi familia y mis amigos e ir a comer con todos por ahí. Cualquier sitio es bueno si estamos juntos y si nos dejan vivir.

297 Ikustaldiak
Compartir: