¿Porqué nos quedamos a oscuras en Sopela?

Todas las semanas vemos cómo la luz de diferentes calles de nuestro pueblo se apaga por zonas completas y se tarda semanas, o meses, en solucionarlo, con los problemas de seguridad que conlleva la falta de iluminación durante periodos tan largos. Sopela.net ha hablado con Juan Mª Sanchez, concejal de EHBildu en el ayuntamiento de Sopela y conocedor de la situación. 

¿Porqué nos quedamos a oscuras en Sopela?

Oímos muchas excusas, sobre todo que el robo de cable es el motivo. Verdad a medias. Podría ser la causa en zonas apartadas o de baja densidad, pero desde que se detuvo a tres personas en Diciembre, no se ha vuelto a robar cable en Sopela, así que el motivo tiene que ser otro. También hemos llegado a oír que se apagan selectivamente zonas del pueblo para ahorrar!!! O recurrir a la excusa del mal gestor conocida como “problema heredado”. Un insulto a la inteligencia cuando el PNV lleva gobernando Sopela como su «Txoko» durante más de 25 años. Ninguna de ellas es el verdadero motivo.

¿Y cuál es la verdadera causa?La causa de los problemas de iluminación de Sopela es el más que deficiente estado del alumbrado público de nuestras calles: farolas, cableado, cuadros de mando… El alumbrado público de Sopela amenaza ruina consecuencia directa de la falta de mantenimiento. Es un peligro para cualquiera que pasee por la calle. Nos tenemos que gastar 300.000€, para empezar, porque en los últimos 20 años no se ha hecho ningún mantenimiento en el alumbrado público: cuadros eléctricos puenteados para no arreglar las averías en los que además entra agua, farolas corroídas, empalmes de corriente desde farolas, tapas sujetas con cinta aislante o bridas, cables colgando de fachadas, cajas de registro rotas…

¿Cómo es posible llegar a este nivel de deterioro y abandono cuando hay una empresa contratada para hacer ese trabajo?

La respuesta es el clientelismo del PNV. Porque si el PNV lleva gobernando Sopela 25 años, el mantenimiento del alumbrado público ha estado en manos de la misma empresa durante los últimos 18, Electricidad Martín. Esta es la empresa a la que se le va a castigar por incumplir el contrato con el suministro del cable antirrobo. El resultado de la UTE PNV-E Martín tiene como consecuencia directa que nos tengamos que gastar de golpe 300,000€ para hacer todo el trabajo de mantenimiento que no se ha hecho en los últimos 20 años. Uno ha cobrado por un trabajo que no ha hecho y otro se lo ha permitido. Compadreo y clientelismo que financiamos los y las Sopeloztarras.

La situación que estas citando es muy grave…

El concejal de Urbanismo ya nos dijo hace un año que “era un peligro y había riesgo de electrocución” por lo que en el 2016 se aprobó una modificación presupuestaría de 300,000€ para comenzar la renovación. Cantidad que, visto el estado ruinoso, es claramente insuficiente. Ya que cada corto puenteado, supone una avería que hay que localizar y arreglar. Además no se incluye  un plan de renovación de luminarias, ni un plan de ahorro y eficiencia energética. Todo esto sin contar la cantidad de electricidad que estamos “tirando” porque se fuga por las averías, por los obsoletos sistemas…

Si ya tenemos la partida presupuestaria… ¿cuando se van a iniciar los arreglos?

Estamos expectantes por ver si en esta licitación también le sonríen los astros a Electricidad Martín y se dan todas las “carambolas” y “casualidades” que hacen que sistemáticamente gane las licitaciones. Durante la licitación sufrimos otro ejemplo de la gestión Made in PNV: Se contrata a un técnico externo para que elabore el proyecto y cuando se va a licitar hay que tirar para atrás por “errores materiales y aritméticos en los Pliegos de cláusulas administrativas particulares y de prescripciones técnicas” en el pliego. Y volvemos a empezar. Durante los últimos 20 años han sido dos empresas las que se han encargado del mantenimiento: Electricidad Martín ganó todas las licitaciones desde 1996 hasta 2014, fecha en que ganó la licitación Tecuni. Empresa a la que no se le ha permitido prorrogar el contrato de mantenimiento por discrepancias con el equipo de gobierno y se ha vuelto a licitar.

EHBildu ha estado cuatro años en la alcaldía de Sopela… ¿hubo algún cambio en la situación?

El deterioro era evidente y en el 2013 se encargó un informe interno sobre el estado de las farolas ya que no había nada de nada y era fundamental conocer la situación real para poder presupuestar y planificar la renovación. A finales del 2014, con el cambio de empresa de mantenimiento llegaron informes demoledores sobre el estado de ruina del sistema de alumbrado público en Sopela. La situación de las farolas eran lo más evidente, lo más visible, pero el problema más grave era lo que no se veía. Durante el periodo de gobierno de EHBildu se comenzaron a tomar medidas de renovación y eficiencia energética. En cuanto se fue consciente de la grave situación de los cuadros y la instalación eléctrica en general, basándose en los informes que había, se dispusieron 60,000€ para arreglar lo “emergente”. Si la situación es tan grave ¿por qué no se presupuestó más dinero? Se propuso una cantidad mayor en una modificación presupuestaria en Febrero del 2015, pero PNV y PSE estaban en campaña electoral, votando en contra de todas las modificaciones presupuestarias con el objetivo de minar la gestión de EH Bildu y ganar las elecciones sin importarles lo más mínimo las necesidades del pueblo. Dos años más tarde todavía no se ha hecho nada, los riesgos persisten, aumentan y la luz se va casi a diario. Desde EH Bildu proponemos que se remunicipalice el servicio de mantenimiento del alumbrado público del pueblo.

Como prueba de la situación citada en este artículo adjuntamos una selección de fotos donde se puede comprobar el ruinoso y peligroso estado del alumbrado público en Sopela. Como vemos los materiales más utilizados por la empresa encargada del mantenimiento son la brida y la cinta aislante al más puro estilo “Chapuzas a domicilio”.

237 Ikustaldiak
Compartir: